Vajillas barro negro de Oaxaca en España

Barro negro

Vajillas de barro negro de Oaxaca, para tu negocio o para tu casa.  Solo lo encontrarás en La Revuelta.

De donde:

Si hay un lugar vasto en producción artesanal en México éste es Oaxaca y el barro negro es uno de los protagonistas de su riqueza. San Bartolo Coyotepec es una pequeña población ubicada en la región de los valles centrales oaxaqueños, donde cientos de familias alfareras se dedican a su producción.

Como se hace:

Para hacer piezas de barro negro, el primer paso del proceso es su recolección, post

eriormente se pulveriza y tamiza pa

ra mezclarse con agua e iniciar el proceso de amasado que tiene la función de sacar las burbujas de aire que aún contiene la masa, al tiempo que esta se va haciendo cada vez más maleable hasta que se obtiene una pasta homogénea y tersa que se deja reposar por tiempo indefinido.

Para elaborar un

a pieza se toma un trozo del barro amasado y se comienza a moldea la figura o la vasija. Cuando ya está lista la forma de la pieza, ésta se deja secar a la sombra por varios días para que pierda toda la humedad y no se rompa al momento de quemarla en el horno.

Resulta muy interesante cómo el barro adquiere su color negro característico y el secreto se encuentra en su proceso de quema en el horno. Cuando la pieza se va a cocer dentro del horno, éste se caliente con leña hasta alcanzar, aproximadamente, los 600 grados centígrados.

Esta temperatura es suficiente para cocer la pieza, pero es precisamente cuando ya está cocida que se inicia el proceso para ennegrecerla, pues en ese momento el horno

se sella totalmente para evitar que entre aire creando una atmósfera reductora en donde la combustión, podre en oxígeno, comienza a crear un humo muy negro y denso que se va adhiriendo firmemente a la superficie de la arcilla, al tiempo que ésta literalmente se carboniza.

La combinación de superficies pulidas, bruñidas y alisadas en una misma pieza le aseguran una gran belleza.

Tras un periodo de quema y “ahumado” que dura aproximadamente 8 hora

s, se apaga el horno y se deja enfriar la pieza para luego sacarla e iniciar el fino proceso de acabado de su superficie. Para esto se utilizan varios pulidores y bruñidores de cuarzo muy liso, también se utilizan en su proceso de pulido piedras de grafito, que dan un efecto metálico muy lustroso. Este se combina con el alisado que se logra por medio del uso de algunas ceras y grasa animales.

Te gusta el contenido? compartelo!

OTRAS Noticias

Don't stop the fiesta

Subscríbete a nuestra newsletter

comparte this

Síguenos